Las despedidas siempre cuestan

Llegó el esperado día en el que la aventura cinematográfica basada en los libros de Cressida Cowell tenga un final. Una tercera entrega, que en palabras de su  director y también guionista, Dean DeBlois, tiene un final “agridulce”.

Como entrenar a tu dragón 3

Desde su primera aparición en 2010, Cómo entrenar a tu dragón demostró ser una historia enérgica, con enseñanzas claras en las que un preadolescente se enfrenta a su padre para hacerlo entrar en razón respecto a lo que toda su vida creyó saber sobre una especie diferente a la suya.

Hoy 9 años después, pasando por momentos trascedentes de la historia, en Cómo entrenar a tu dragón 3, el mundo oculto, nos hemos hallado con un Hipo maduro, dudoso de sus decisiones pero con un gran corazón y rodeado de personas que creen ciegamente en su criterio.

Sinopsis

Lo que empezó como una amistad incierta entre un adolescente vikingo y el temible dragón Furia Nocturna, se ha convertido en una épica trilogía que abarca gran parte de sus vidas. En esta última entrega, Hipo y Chimuelo finalmente descubrirán sus verdaderos destinos: Hipo como el jefe de la aldea de Berk junto a Astrid y Chimuelo el dragón líder de su especie. Mientras ambos avanzan, hay una amenaza tenebrosa que no han confrontado aún y la aparición de una Furia Luminosa, pondrá a prueba los lazos de su amistad como nunca antes lo hemos visto.

SPOILER * Hasta ahora se creía que Chimuelo era el único en su especie y es cierto. Sin embargo,  existe un género del cual nunca nos hablaron: los Furia Luminosa, una raza que vive en el Mundo Oculto (un lugar mágico donde los dragones llevan su propia vida, alejados de la ira desenfrenada de los cazadores), muy conectada con los Furia Nocturna, que cuentan con una habilidad única: que les permite hacerse invisibles durante unos momentos. * FIN DE SPOILER

Dejarlos ser y permitir que emprendan el viaje a su “mundo oculto”

Cada entrega de Entrenando a tu dragón deja fuertes mensajes en los que se aborda la relación entre padre e hijo, la inclusión y la importancia de aceptar las diferencias. Esta última no es la excepción, su final es tan emocionante como conmovedor.

SPOILER * Aquí Hipo nos da una lección de vida en la que invita a reflexionar sobre la idea de permitir dejar volar a nuestros hijos. Porque nos esforzamos por enseñarles a nuestros hijos a ser independientes, pero ¿nos preparamos para soltarlos? Esta es una de las cosas más complejas que tenemos que afrontar como padres. No sólo es el hecho de dejarlos ir, sino el de llevar una vida sin su presencia en casa, que son dos cosas diferentes, la primera es ley natural, la segunda es aprender qué hacer con nuestra vida, ambas tareas emocionalmente arduas. * FIN DE SPOILER

Mi frase favorita dicha por Estoico el vasto a su hijo Hipo: “Con el amor viene la pérdida. No hay mayor regalo que el amor”.

A mí personalmente me gustó este final: es conmovedor, apegado “al deber ser de las cosas”, con matices sinceros que implica el tener responsabilidades de adulto. Mantiene ese halo gracioso de sus personajes, en especial de Brutacio y Bruthilda que siempre se meten en problemas por su inocencia. Sí es agridulce, pero el espectador escoge con qué parte quedarse y yo decidí quedarme con lo dulce del mensaje. En definitiva todos los días aprendemos algo nuevo en relación a ser padres y aprendemos también que la familia es un lazo sólido, firme y perenne.

Ya saben, si van a ver Como entrenara a tu dragón 3, un mundo perdido, me cuentan qué tal les pareció, por aquí los espero. Bonito día gente bonita.

¡Agradecemos a Citykids por la invitación a cine en familia!