A propósito de la lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida, esta vez no soy yo quién les hable. ¡Será Jake! Él es mi inspiración, quien me enseñó que amar da súper poderes incluso, cuando crees que ya no puedes más. Él que me enseñó que amar es tan natural como cantar, soñar, bailar o lactar.

 

Recuerda que la naturaleza es tan perfecta que te enseña a adaptarte a tus necesidades. Si no puedes lactar exclusivamente durante los primeros 6 meses de vida, no te aflijas, porque puedes dar amor. Y ese, es el alimento más valioso para tus hijos.