¡Mujeres: renunciemos menos, elijamos más!

Esta soy yo abrazando a mi Jedi. Con el que decidí crecer todo los días. Esta soy yo abrazando la vida que escogí. No tuve que renunciar a nada, porque yo decidí apartarme por un tiempo de mi profesión, elegí quedarme en casa, fui yo quien quizo esta vida sin renunciar a otra. 

Esta soy yo: soy esposa, mamá, hija, amiga, hermana, tía, sobrina, prima, nuera, cuñada, sou mujer y por eso elegí esforzarme por criar a un hombrecito que entienda la igualdad de género, supere sus metas, trabaje en equipo y respete siempre a quienes lo rodean. 


Que si me agobio? Claro! Aveces me cuestiono sobre si este es el camino correcto y termino somatizando mis dudas en dolores de cabeza o de estomago. Me llega el cansancio y siento que no puedo. Luego me veo en los ojos de mi retoño y ratifico que esa mujer que él tanto admira, escogió esta vida, no renunció a ninguna y es feliz con todos sus matices.
 

Y ustedes, ¿qué alijen? 

Bonito día mujeres bonitas